MARIONA JUÁREZ / VALENTINE HILAIRE.- Alejandro Fernández es uno de los diez entrenadores con más certificados de CrossFit en España. En esta entrevista habla acerca de sus comienzos, elimina mitos del deporte y cuenta lo mucho que lo disfruta.

¿Cómo conociste el CrossFit?

¿Yo vengo del mundo del Judo y las artes marciales, cuyos entrenamientos me obligaron a buscar formas de entrenar más funcionales que se salieran de la rutina del gimnasio para complementar la disciplina. Yo era entrenador, y cuando encontré la marca CrossFit comencé a investigar cómo exportar esos ejercicios al Judo.

¿Qué crees que separa al CrossFit de un entrenamiento en el gimnasio?


El CrossFit mejora la condición física de forma total. Se compone de ejercicios funcionales que pueden servirte para complementar tu práctica deportiva o vivir mejor el día a día. El gimnasio está muy bien porque te puede proporcionar una buena base pero a la hora de mejorar la condición física no es del todo efectivo por la antinaturalidad de sus ejercicios.

En relación a la profesionalización de tu carrera, ¿cuánto valen para ti los certificados de coach de Crossfit oficial?

Los certificados oficiales de CrossFit son más marca que otra cosa. Algunos cursos dentro del proceso de acreditación forman buenos entrenadores, pero no es una educación superior. Los coach que realmente quieren formarse llevan a cabo una formación deportiva superior y después se especializan en CrossFit. Muchos deportistas solo se certifican con la organización, pero eso se nota ya que no ofrecen un servicio completo. Con suerte eso se regulará pronto.

Alejandro Fernández nos cuenta sobre su experiencia como entrenador en el mundo del CrossFit. MARIONA JUÁREZ
¿Te parece que el CrossFit es una moda?


No lo creo. Es un deporte funcional que ha cambiado la forma de entrenar, pero no es algo novedoso. No es como bodypump u otras marcas que hacen clases colectivas de ejercicio. La popularización de la disciplina sí ha afectado negativamente a la calidad de los entrenadores en este sentido porque las titulaciones oficiales no son todo lo completas que deberían ser.

¿Tienes algún criterio para aceptar alumnos?


No hay ningún condicionamiento. En el centro Runa tenemos un curso de iniciación para todo el que se inscribe. Es más, si detectamos que alguien no está preparado para empezar a participar de las clases de CrossFit por falta de técnica o condición físicas le ofrecemos servicios de entrenamiento funcional aparte. Para tomar esas desiciones le prestamos atención a las necesidades de cada individuo.

¿Y la edad?

Nosotros tenemos clientes de edades muy distintas. A la clase de CrossFit kids asisten niños desde los 4 años; hay otra para chicos que están cerca de los ocho; una de preteens;  otra dirigida a teens; y las de adultos, que reciben corssfiteros con más de 70 años.

¿Para competir aplica lo mismo?

¿Que si puede participar todo el mundo? sí, hasta cierto punto. Siempre que un entrenador considere que no está en peligro la salud del cliente se puede. Los Open Games tienen dos categorías: la RX, para profesionales y la Open, en la que participan crossfiteros con menos experiencia. No diría que es para todos, pero sí es un sistema bastante abierto.

Una preocupación en este sentido es que competiciones más pequeñas cometen el error de escalar los ejercicios a deportistas que no están para desenvolverse a niveles tan altos. Esto lo hacen seguramente para ganar más dinero, porque al abrir el abanico de participación las ganacias son mayores.

Yo he participado de varios torneos, aunque lleve un año sin competir de forma oficial. Solía presentarme a dos eventos al año. Hubo un año que participé en más pero no es lo ideal. Si tú quieres ganar una competencia que está a cierto tiempo y adaptas tu entrenamiento a esta, en el medio puedes participar de otras pero no estás al 100%, y puede estropear tu preparación por lo agotadoras que pueden ser.

Alejandro Fernández entrenando en Runa. MARIONA JUÁREZ
¿Lo psicológico juega un papel importante en los torneos?

Por supuesto. Hay una barrera psicoloógica muy importante en el CrossFit. Poder administrarte y tener la sangre fría para saber que no todo es como empieza en un WOD es importante. Tener una táctica y apostar por ella sabiendo que va a funcionar aunque te esten ganando al principio es complicado. Para mí el crossfitero Richard Froning maneja muy bien esto. Le da igual que lo empiecen a pasar sus contrincantes al inicio y se mantiene en su juego. Suena simple pero aguantar eso psicológimante no lo es. Personalmente, me afectan poco los nervios, pero sí se me complican las cosas cuando me codeas con rivales de un nivel más elevado. En esos momentos administrar las emociones no es tan fácil.

Y, ¿el estilo de vida?

Si te quieres ganar la vida con las competencias de CrossFit te tienes que cuidar. Pero, siendo realista, ir a los games es muy dificil ahora mismo. Por supuesto, mientras más acotada tengas la nutrición, suplementos y fiestas, más probabilidades tendrás de triunfar. Más que comprometerse con una dieta hay que cambiar de estilo de vida, sin ser radical.

¿Los suplementos ayudan a encaminarse hacia las metas?

Sí son necesarios porque la suplementación a nivel calórico aporta muchísimo. No hay que exagerar. Algunos de preentreno son prescindibles, pero los recuperadores para sí, por lo menos para los competidores, porque la alta intensidad del CrossFit es muy difícil de cubrir solo con dietas. Si necesitas recuperarte mejor para poder entrenar más serán necesarios.

¿Te parece cierto el prejuicio de que el CrossFit es un deporte lesivo o consideras que las personas se hacen daño por no ponerse los límites correctos?

No es lesivo de por sí. Evidentemente, los accidentes pueden ocurrir en cualquiera, pero que sean más o menos perjudiciales depende de tú entrenador y los movimientos que te permita hacer. Para mí existen disciplinas más dañinos. Es más, he rehabilitado más lesiones con la ayuda del CrossFit que sin este. Suelo usar entrenamientos funcionales para cambiar patrones de movimiento. Tendemos a pensar en el CrossFit e imaginar a alguien moviendo ruedas de camión. Esto tiene parte de verdad pero no es la norma. El CrossFit es para todos. Los que mueven llantas de camión y tienen cuerpos esculturales son solo el 2% de la población de CrossFit. El resto, el 98%, lo hace para mejorar su condición física. Ese 2% ha creado una imagen sobre el 98% que CrossFit está intentando cambiar.

Una demostración de cómo entrenar con un kettle bell por el coach Alejandro Fernández. MARIONA JUÁREZ
¿Se compagina bien con otros deportes?

Muchos atletas entranan en boxes de CrossFit para complementar su formación o mejorar su condición física. Sirve para cualquiera mientras se oriente bien y los objetivos estén delimitados. A Runa asisten patinadores, futbolistas de nivel semiprofesional, triatletas, … Sí he visto casos de personas que dejan sus disciplinas para dedicarse al CrossfIt porque descubren que pueden mejorar en muchas áreas al mismo tiempo como fuerza, ejercicios aeróbicos y gimnásticos.

¿Tienes algun modelo dentro del mundo del CrossFit?

Tengo muchas referencias. El crossfitero que más CrossFit Games ha ganado es Richard Froning. Es un caso de técnica y forma de entrenar casi perfecta. En los últimos años han emergido nuevos talentos como el jóven francés William George que en dos años ha mejorado mucho y entrena de forma muy inteligente.

Los que prueban CrossFit se suelen quedar, ¿qué engancha tanto?

La comunidad. Cuando llegas a un box no te encuentras a chicos y chicas mazados de golpe ni a un disfile de cuerpos esculturales, sino a personas como tú haciendo CrossFit que se apoyan mutuamente. El hecho de que cualquiera, independientemente de su condición física pueda hacer la misma rutina que otra más preparada o con un físico más bonito sin que la mire por encima del hombro forma la comunidad. Tú ahora miras un box y ves profesionales que compiten y levantan grandes pesos, pero el 90% es gente normal que viene a hacer deporte y a pasarla bien. Hay mucha piña. Salen grupos y amistades de aquí. Algunos después de entrenar salen de fiesta y solo se conocen de aquí. Eso pasa en la mayoria de los boxes. Al final, sufren y celebran juntos.

Leave a Comment

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial