ITSASO MOLINERO.- El Brindis no es un foodtruck cualquiera, ellos no hacen ni hamburguesas ni perritos calientes, hacen cocktails. Xavi Coi, fundador de esta furgoneta tan especial decidió empezar el proyecto con la que era su pareja tras un viaje por Francia.

Encontraron una Peugeot J9 de los 80 que les enamoró y decidieron comprarla a bajo precio. «Queríamos sacarle un partido extra, no solo el de viajar porque gasta mucha gasolina», admite Xavi. Vieron que el mercado de las foodtrucks estaba en auge y decidieron lanzarse a la aventura. Pensaron en dedicarse a servir bebidas «porque la bebida no perece, si te sobra de un evento la puedes guardar y, por otro lado, no necesitas tantos permisos a nivel cocina y a nivel sanitario», cuenta el furgonetero. También explica que el negocio de los cocktails era perfecto porque no había nada así.

El Brindis además de ir a festivales realiza eventos privados. Cedida por XAVI COI

Pero montar un exitoso negocio es un camino con curvas y «lo más difícil al principio es que te conozcan, que te den a conocer», asegura el fundador. Para Xavi lo importante es crear una buena web, estar en las redes sociales, promocionar tus canales con SEO y con acciones en Instagram y en Facebook. Además, el primer año él lo tiene claro: «Hay que ir a muchos eventos que puede que no te salgan rentables, pero tienes que hacerlo para que la gente te conozca». Esto a los trabajadores de El Brindis les sirvió para aprender a qué eventos volver y a cuáles no.

Cuando el negocio funciona lo importante es pasarlo bien

Al igual que hay momentos difíciles, también los hay felices. «Lo gratificante para mí es salir de mi campo de trabajo normal, que es la fotografía, y hacer algo completamente distinto», cuenta Xavi Coi. Para él trabajar con la furgoneta es algo que le despeja por el ambiente que se crea: «Estás con la gente, poniendo copas y pasándotelo bien» y si además es rentable, asegura, le motiva a seguir con el negocio. Esta rentabilidad depende del evento que se esté realizando. Según cuenta este barman hay eventos en los que se facturan 0 o 200 euros y otros en los que se llega a 3000 euros al día. Todo esto también depende de las personas que estén trabajando en el mismo y de la temporada. «Si es un festival de música sabes que todo el mundo va a consumir, pero si es un concierto de jazz, en el que la gente no se mueve tanto, a lo mejor se toman una copa o dos a la noche y no facturarás tanto», asegura Xavi.

A pesar de que el dinero es un factor a tener en cuenta cuando se monta un negocio, la idea principal es pasárselo bien con la gente. El foodtruckero lo tiene claro: «Están de fiesta y si están contentos, hay buen rollo general». Precisamente por esto, cuenta cómo uno de los sitios más especiales es el festival de cine fantástico de Sitges. «Hemos ido un par de años y ves a la gente disfrazada que se les va la olla», se ríe y explica cómo han adaptado la propuesta de bebidas al evento haciendo chupitos de vodka con grosella dentro de jeringuillas y cosas de terror como, por ejemplo, introducir lichis dentro de los vasos haciendo parecer que son ojos flotantes.


LOS MÁS ESPECIALES
A pesar de que el mojito sea el cocktail que más se vende, El Brindis oferta especialidades como la Pomada de Menorca o la Mentira Valenciana. Son tan sencillos de preparar que necesitas:

Para la Pomada de Menorca:
– Gin Xoriguer
– Granizado de limón
– Romero
La proporción sería un tercio de ginebra, dos tercios de granizado y una pizca de romero para aromatizarlo un poco.

Para la Mentira Valenciana:
– Café licor
– Agua-limón
En este caso la proporción es medio vaso del licor y medio vaso del limón.


Las bebidas no es lo único que se cuida

La furgoneta se inspira en lo vintage y la esencia mediterránea. Para él y su socia, es una imagen, es lo que les identifica. «Nos gusta mucho el mediterráneo y nos parece el mejor sitio para vivir del mundo. Nos identifica con nuestras personalidades y nos mueve mucho el ambiente», asegura Xavi Coi. Con esto en mente, le quisieron dar un aire de esta costa a un producto que saben que la gente relaciona con el verano. Además, los productos que utilizan como el vermú con las olivas, el romero y la fruta local son productos que les ayudan a identificarse con ello.

Esta inspiración vintage y mediterránea se une a una filosofía de sostenibilidad. A través de iniciativas como hacer bebidas con fruta ecológica o pajitas de almidón completamente biodegradables aseguran que, aunque en ocasiones a la gente le da igual que sirvas todo en envases reciclables, tratan de reducir todo lo que daña al medio ambiente. No todo se queda ahí. También ponen algún banner o cartel en la furgoneta informando sobre el tema y añadiendo que venden productos orgánicos.

El día del evento

«Lo primero es tener todo antes del evento. Pagas un fee para estar dentro y una vez entras, empiezas a montar», cuenta Xavi. Asegura que normalmente van dos personas y calculan una hora para montar. Al contrario que un foodtruck de comida que se ponen a cocinar nada más llegar, ellos sacan una barra, ponen un toldo de paja y el resto de accesorios. Respecto al tema de la elaboración, sobre todo, tardan en los zumos, pero al ser dos personas, mientras una monta la otra puede estar troceando la fruta. Al mismo tiempo, añade, que hay bebidas como la cerveza que pueden servir mientras decoran su espacio.

El Brindis lo tiene fácil porque además del permiso de autónomos, el título de S.L. que adquirieron al establecerse como empresa, el seguro de responsabilidad civil y el seguro de la furgoneta no necesitan nada más. No necesitan una licencia del alcohol o establecimiento como un bar de calle y como dentro no cocinan, tampoco necesitan rellenar mucho papeleo de riesgos laborales o de higiene. «Tenemos la furgo como almacén o decorado. Como lo hacemos todo fuera no tenemos inspecciones y nos evitamos tener cocina, salida de agua o corriente eléctrica», asegura el fundador.

¿Qué es Brindis Acoustics?

Esta propuesta de El Brindis surge por la profesión del fundador Xavi Coi, que además de ser barman, se dedica a la fotografía y a la producción de videos musicales. Tiene muchos amigos músicos y un día pensó: «¿Por qué no juntamos el tema de la furgo, el tema del vídeo y de las bandas?». El Brindis Acoustics fue el resultado.

Leave a Comment

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial